• Josu Cantu

Reseña The Rental

No es un gran debut, pero Dave Franco como director es un nombre a seguir.


Dave y James Franco son dos de los nombres más reconocidos actualmente en Hollywood. James nos ha entregado actuaciones dignas de nominaciones de la Academia y los Globos de Oro, y como director ha hecho un gran trabajo también en películas como The Disaster Artist. En esta ocasión le toca a su hermano menor, Dave, debutar como director y escritor, con un thriller de bajo presupuesto muy relevante a nuestros tiempos. Si bien la ejecución no es perfecta, Dave Franco muestra que tiene capacidad de lograr cosas interesantes en uno de los géneros más difíciles del cine.

The Rental es otra de las películas afectadas este año que tuvo que ir directo a renta en plataformas en línea. Dirigida y escrita por Franco, la cinta gira alrededor de dos parejas que deciden tomar un viaje de fin de semana a un Airbnb bastante lujoso y perfecto para unas vacaciones fuera de la civilización. Lo que parece ser un fin de semana de relajación y olvidar el trabajo por lo menos unos días, termina siendo un fin de semana de terror psicológico y de pareja.

Franco decide explorar lo que podría ser una historia aterradoramente real para cualquier millennial que recurre directamente a la plataforma para encontrar su próxima casa vacacional. Todos conocemos la historia del CEO de Airbnb, Brian Chesky, que al buscar inversionistas para su empresa lo primero que le decían era “¿Quién va a querer que se queden a dormir desconocidos en sus casas?”. Si bien esto nos parece ridículo hoy en día, The Rental nos muestra el otro lado de la moneda de rentarle una casa a cualquiera.

Las dos parejas protagonistas son Charlie (Dan Stevens) y Michelle (Alison Brie), el hermano de Charlie, Josh (Jeremy Allen White) y Mina (Sheila Vand). Los cuatro se ven como estadounidenses trabajadores y emprendedores, pero con una primera noche llena de alcohol y drogas vemos que todos son personajes dañados y con defectos en su profundidad. Al ser una película de bajo presupuesto, los actores no son enormes estrellas de Hollywood, siendo Stevens y Brie (esposa de Dave Franco) los más reconocidos. Esto no es en lo absoluto un problema para la película pues las actuaciones que nos dan principalmente Stevens y Vand funcionan muy bien para la historia. Tengo que decir que lamentablemente Brie fue quien se queda con la interpretación más débil. Sabemos que es buena actriz, pero a lo largo de la película se llega a sentir muy fuera de lugar. Su personaje no termina de funcionar para la trama general.

Lo que Franco logra con estos cuatro personajes es digno de reconocer. El director sabe generar tensión de distintas maneras. En un principio con temas más personales dentro de las relaciones y después, sin entrar en spoilers, de una manera más familiar en el género. Sin embargo, lo mismo no se puede decir de su trabajo con el guion. The Rental tiene un ritmo muy extraño y es una de esas películas que probablemente muchos la vayan a clasificar como “lenta”. El primer acto establece muy bien la situación dramática pero mucho del segundo acto te quedas esperando algo que nunca llega. Son los últimos 30 minutos donde Franco en verdad logra brillar como director pues no tiene que recurrir a los típicos jump scares baratos que honestamente ya no asustan a nadie. Es muy difícil dirigir una buena cinta de terror hoy en día pues la tensión y el miedo le tiene que llegar al espectador de una manera que se sienta creíble y en casos hasta posible. Asustarlos de manera repentina ya no funciona por tanto que se ha reciclado esta técnica.

Algo que me gustaría resaltar de The Rental es en el aspecto visual. El diseño de producción es increíble en como aprovechan al máximo su bajo presupuesto. Es una locación en toda la película, pero la casa no solo se siente como si en realidad hubieran rentado un Airbnb, sino que también en donde está situada funciona como una herramienta para el objetivo de la película. Es una casa situada en el bosque alejada de la civilización. La mayor parte de la trama sucede en la noche, y el equipo de fotografía hace un excelente trabajo para aprovechar al máximo lo que sería la iluminación solamente de la luna y las estrellas sobre los personajes. Esto es un riesgo grande pues es fácil caer en uno de dos problemas: o no vemos absolutamente nada, o la iluminación se siente artificial e irreal. La cinematografía es perfecta para esta película y se debe aplaudir el trabajo que hicieron sin mucho presupuesto.

The Rental no es la siguiente gran película de terror de nuestra época. Probablemente la vayas a ver una vez, salgas satisfecho (o no) y no la vuelvas a ver. Tiene actuaciones adecuadas, pero nada que te vaya a quedar en mente por mucho tiempo. Sin embargo, a quien si tenemos que mantener en nuestra mente es a Dave Franco como director. Siendo un actor principalmente de comedia, es un brinco inesperado que su primera película dirigida sea un thriller, y lo hace de muy buena manera. No es el debut que lo lanzará a la cima de directores en Hollywood, pero si es uno que hará que más de una persona lo volteé a ver.


Calificación: