• Josu Cantu

Reseña Pieces of a Woman

Masterclass de Vanessa Kirby.


Esta no va a ser una película para todos. Seguramente va a ser una que muchas personas no puedan terminar, pero eso no quiere decir que sea mala. Con una dirección muy cruda y real, acompañada de la impresionante actuación de Vanessa Kirby, Pieces of a Woman es una de las películas más duras que ha producido Netflix. Si puedes aguantar los complejos y contrastantes sentimientos que te hace sentir el primer acto, te vas a encontrar con una gran historia.


Dirigida por Kornél Mundruczó y escrita por Kata Wéber, Pieces of a Woman sigue a Martha (Kirby) y a su esposo Sean (Shia LaBeouf), quienes están por tener a su primera bebé. Pero al presentarse complicaciones con el nacimiento en casa, pierden repentinamente a su hija recién nacida. Esto los lleva a un año largo y difícil de duelo, pérdida, y fracturas a sus relaciones personales.

Fuente: Netflix


Wéber toma un ángulo interesante para mostrarnos los meses posteriores a la trágica pérdida. Mostrándonos solamente fragmentos de diferentes meses a lo largo de un año, nos encontramos con una historia lineal pero que en parte se puede sentir desconectada. Sin embargo, creo que es una decisión consciente por parte de la guionista, pues busca aprovechar al máximo esas dos horas de cinta para plasmar las diferentes etapas de duelo por las que Martha va a pasar. Es una elección de guion interesante y sin duda arriesgada, pero me parece que Wéber lo ejecuta bien. Sin tener que recurrir a mucha exposición, entendemos la relación que tienen Martha y Sean, así como la que llevan con sus seres cercanos.


Martha y Sean son dos protagonistas en una relación un tanto contrastante, y esto se deja claro en la aceptación (o falta de) que tiene la familia de Martha hacia Sean. La elección de Kirby y LaBeouf podría, a primera vista, ser extraña y no la más atractiva para Hollywood, pero es justo lo que necesitaba Pieces of a Woman para establecer a esta pareja. LaBeouf demuestra una vez más que, lo ames o lo odies, es un gran actor. Es una lástima que sea (según reportes), una persona muy difícil en el set, porque tiene la capacidad de adueñarse del papel que se le presente.

Fuente: Netflix


Pero la verdadera estrella de esta película es Vanessa Kirby. Su papel de Martha es probablemente uno de los más “espectacularmente difíciles” que he visto en mucho tiempo. Esto es principalmente por una secuencia inicial (dirigida a la perfección por Mundruczó) en donde da a luz en su hogar. No quiero entrar a mucho detalle de esto, porque creo que es una lección en dirección y actuación que todos deberían de ver, aunque quizá no muchos puedan terminar. Si de algo se ha hablado sobre Pieces of a Woman, es de su actuación, y con buena razón. Los premios que se ha llevado hasta el momento son más que merecidos y seguro no serán los últimos. Esperen escuchar mucho de ella en la temporada de premiaciones.


Mucho se ha hablado de que después de esta secuencia, la película se detiene y arrastra durante el segundo y tercer acto. Esto va a ser, creo yo, de gustos, pues muchos van a decir que es una película “lenta” o hasta “aburrida”. Sí, el ritmo que lleva puede ser lento, pero considero que es el necesario para la historia. Sin embargo, sí me parece que el tercer acto termina sufriendo de algo de falta de conclusión satisfactoria, y termina sintiéndose un tanto apresurado para cerrar todos los hilos que se establecen. La película busca retratar las etapas del duelo, pero al llegar al quinto (aceptación), no se siente tan auténtico como los otros.

Fuente: Netflix


Pieces of a Woman es un retrato de lo que una familia vive después de una tragedia. Es una película difícil de ver y terminar, pero que vale totalmente la pena por la gran dirección de Mundruczó acompañado de la actuación estelar de Kirby y el resto del elenco. Vanessa Kirby se adueña de su papel y nos da una de las mejores actuaciones de los años recientes, que seguro tendrá a muchos mencionándola como favorita en la temporada de premios.