• Josu Cantu

Reseña Mulan

LIGEROS SPOILERS


Ambiciosa pero no mucho más.


Hace no mucho yo te podría decir que los live-action de Disney eran moneda en el aire. Uno era bueno, y el siguiente era malo. Lo curioso es que nadie parece estar de acuerdo en cuál es el verdadero problema de estas películas. El Rey León, por ejemplo, es exactamente lo mismo que su versión animada, pero con un 10% del corazón. Por eso es que Mulan me tenía tan emocionado, pues se veía que iban a hacer algo atrevido, diferente, y un homenaje a esas épicas películas de guerreros chinos. Hoy te puedo decir que las live-action de Disney han inclinado la balanza hacia los fallos, tanto que los aciertos se pudieran contar con los dedos de una mano.


Mulan no ha sido la película con mejor campaña de mercadotecnia en la historia de Disney, ni cerca está. Desde un principio las noticias decepcionaban cada vez más a los fans con anuncios como la ausencia de las canciones clásicas de 1998 o de personajes como Mushu o Li Shang. Después hubo algunas controversias por unos comentarios que hizo la protagonista Yifei Liu. A todo esto, le siguió la ola de retrasos y cancelaciones de estrenos por la pandemia. Todo se veía mal, a excepción de los increíbles trailers. Un elenco con puros de actores de China, y una directora, que, si bien es de Nueva Zelanda, se veía su amor hacia películas clásicas del país asiático como Crouching Tiger, Hidden Dragon o Hero.


La gran decepción es que todo lo que se veía tan increíble en el tráiler, solo se quedó ahí. No tiene mucho sentido entrar a detalle de la trama, pues es básicamente la misma a la versión animada, con la excepción de un detalle. Este detalle es el tema del Chi, y es el problema más grande de esta adaptación pues prácticamente anula todo el viaje del héroe de nuestra protagonista.


Algo que hizo tan especial a Mulan en 1998, fue ver su camino desde ser una joven que quiere luchar por su familia entre puros guerreros “machitos”, a ser la primera en lograr aquel memorable reto de la flecha en el poste. Pero Mulan no era más que una persona común y corriente, como el resto de los soldados del ejército. El introducir este tema del nivel de Chi de Mulan, el cual es más elevado de lo normal, tu desarrollo de personaje queda sin esencia y ver el intento de montaje de nuestra protagonista entrenando no es más que una manera de cumplir con la duración que probablemente Disney estableció.


El chi es el problema más grande del guion de Mulan y uno inexplicable, pero tristemente no es el único. Las actuaciones de nuestros personajes son planas lo cual hace muy difícil que empaticemos con sus historias. No creo que Yifei Liu sea una mala actriz, pero jamás se siente cómoda en el papel protagónico. Es muy inconsistente en sus interacciones con el resto de los personajes y sus decisiones relacionadas con su familia logran poco impacto, a pesar de ser la gran situación dramática que mueve a la historia.

La dirección de Niki Caro es bastante regular. Se puede apreciar lo que quiso lograr en las secuencias de acción, pero la edición es tan mala que no nos permite ver si hay una película bien dirigida detrás de todo. Incluso se llega a sentir una falta de conexión entre guion y edición pues algunas secuencias parecen como si hubieran sido cortadas para borrar la tensión de manera intencional.


Para tocar rápidamente el tema tan controversial de Mushu y las canciones, no considero que su ausencia sea un punto negativo, y me atrevo a decir que tampoco hubieran mejorado mucho de esta película. El tono que Caro y compañía querían resaltar en esta adaptación es uno mucho más serio, el cual no hace mucho sentido para un personaje con un peso más cómico, mientras que ver a nuestros protagonistas cantar se hubiera sentido simplemente extraño.


Mulan es una película que debía funcionar en live-action. Algo que siempre voy a aplaudir es el atreverse a hacer algo diferente con franquicias tan populares (léase Rian Johnson con The Last Jedi), pero la ejecución no termina de funcionar. No es una película horrible pero tampoco es una que vas a volver a ver una vez que terminen los créditos. Puede que extrañes o no ver a Mushu o a Li Shang, pero lo que te aseguro que vas a extrañar es estar viendo la versión animada en lugar de esta.