• Josu Cantu

Reseña I Care a Lot

Necesitamos más Rosamund Pike en thrillers.


Llega una nueva película de las nominadas a mejor actriz con Rosamund Pike como mejor actriz, y con esto llega una película que va a dar mucho de qué hablar para todo el que la vea; no tanto por las innumerables nominaciones (porque la ya mencionada probablemente sea la única) sino por una temática que muestra un problema sistémico y social con las personas mayores. Pero, así como están los que la van a odiar por eso, está el otro lado que va a pasar un rato increíble con I Care a Lot y sus carismático y talentoso elenco.


Cuando lees por primera vez la premisa de esta nueva película de Netflix, muy seguramente te sentirás confundido, porque jamás creerías que un “concepto” así existiera. Rosamund Pike es Marla, una mujer que se dedica a, de una manera u otra, lograr hacerse el guardián legal de ancianos con dinero. Al mover los hilos para llegar a ese puesto legal, ella, junto a su pareja Fran (Eiza González). Su pequeño imperio se encuentra con un alto cuando intenta abusar y robar el dinero de una mujer mayor que tiene relación cercana con gente peligrosa.


El director y escritor, J Blakeson, menciona que, a pesar de que Marla no está inspirada en una persona real, la historia si está basada en noticias que él llegó a escuchar y leer sobre personas que abusan de personas mayores para quedarse con al menos parte de su dinero y herencia. Lo que hace Blakeson es juntar estas historias en una protagonista, y elevar la situación a un imperio. Sin embargo, por más que la temática suene fuerte y enferma, I Care a Lot termina siendo un thriller con toques de comedia oscura, y es justo lo que tiene enojados a muchos de los espectadores.


Este toque cómico no funcionaría sin Pike, quien canaliza al personaje que le dio su anterior nominación a mejor actriz en Gone Girl. Marla es un protagonista frío, manipulativa, y con absolutamente nada de ética, moral, y empatía. Eso no es un comentario negativo del personaje, o de la actriz. Al contrario, la actuación de Pike es tan buena, que no me sorprendería, ni molestaría, si se lleva el Globo de Oro.


El lado negativo que se puede encontrar sobre su actuación, es que es tan buena que en momentos puede eclipsar al resto del elenco. No es que sean malos, ni cerca, pero simplemente no son tan buenos. González es un interés amoroso suficientemente bueno, pero tampoco es una revelación (si da gusto que la actriz mexicana se esté posicionando bien en Hollywood). El antagonista principal es el mafioso ruso Roman, interpretado por Peter Dinklage. Él es el hijo de una de las víctimas de Marla, y está dispuesto a hacer lo que sea por recuperar a su madre, quien es prácticamente secuestrada.


El conflicto entre Pike y Dinklage da para uno de los puntos más fuertes de I Care a Lot. El cinismo repugnante de Pike, contra el temperamento explosivo y la actitud cool de Dinklage, se complementan a la perfección. Sin embargo, el personaje de Marla en momentos se siente escrito con un toque de deus ex machina, lo cual provoca que no se sienta un verdadero temor por la situación. Sabes qué, de alguna manera u otra, Marla va a salir adelante y resolver sus problemas.


Y es eso lo que lleva a que la segunda mitad de la historia sufra. La falta de consecuencias o peligro real, provoca que el espectador se pueda sentir alejado de los personajes. Lo que funciona tan bien en la primera mitad, es la personalidad de depredador que tienen Marla y Fran, y ver cómo trabajan con todo el sistema para poder hacerse cargo de las personas mayores, pero todo el tercer acto y mayor parte del segundo, se le termina saliendo de control a Blakeson.


I Care a Lot es una película que el público general va a amar, o va a detestar por completo. Sí, es horrible pensar que existan personas que abusan de esa manera de los mayores, pero odiar la historia por eso, es querer tapar el sol con un dedo. Si te logras tragar la realidad de una situación así, vas a encontrarte con una película con la que pasarás un muy buen rato y actuaciones excelentes de sus protagonistas.