• Josu Cantu

Reseña Dark: Temporada 1

Este artículo NO CONTIENE SPOILERS y es solo sobre la primera temporada.


Quiero empezar aclarando que, si estás aquí sin haber visto esta serie, puede que sientas esta reseña un poco vaga y confusa. Dark es una serie a la cual recomiendo ampliamente llegar sin saber más que la base de lo que sucede, ya que parte del camino es ir descubriendo, junto con los personajes, los misterios del pequeño pueblo alemán, Winden. Trataré de platicarte las razones por las cuales deberías verla, sin arruinarte nada del viaje que te tienen preparado.


Dark es una producción alemana de Netflix desarrollada por Baran do Obar y Jantje Friese, que debutó en el servicio de streaming el 1ro de diciembre del 2017. Aquí probablemente ya te estarás preguntando ¿la tengo que ver en alemán? Mi respuesta es simple: SI. Activa los subtítulos en español, inglés, francés, o el idioma de tu preferencia, pero asegúrate que el audio sea el original, alemán.

La historia sigue a cuatro familias: Los Kahnwald, los Doppler, los Tiedemann y los Nielsen. Las cuatro viven en lo que pareciera un pueblo poco interesante y sombrío, pero son dos acontecimientos en el año 2019 los cuales dan arranque a lo que se desenvolvería en este viaje. El primero es el suicidio de Michael Kahnwald, papá de Jonas. La serie comienza unos meses después de este, donde seguimos a Jonas y su regreso a lo que el pensaría sería la normalidad, pero solo para darse cuenta que un compañero de su escuela fue reportado como desaparecido. En un intento de despejar su mente de la memoria de su padre que aún lo persigue, Jonas sale con sus amigos: Bartosz Tiedemann y a los hermanos Magnus, Martha y el pequeño Mikkel Nielsen. Esta salida al bosque termina en el segundo acontecimiento, la desaparición de Mikkel.

Estas dos tragedias, junto con la desaparición del primer joven, causarían la indignación total del pueblo. Esto da luz verde a la introducción de la investigadora Charlotte Doppler, conectando así a las cuatro familias, pero no sería la única manera en la cual están conectados. “Todo está conectado” dice un voice-over de una misteriosa voz en el comienzo de la serie.

El policía Ulrich Nielsen, papá de Mikkel, decide investigar por su cuenta ya que no sería la primera desaparición que ha sufrido. En 1986, su hermano Mads, desapareció sin rastro en el mismo pueblo de Winden. Es así como Dark conecta dos épocas. La serie sigue la desaparición de dos niños diferentes, pero de la misma familia, uno en 1986 y otro 33 años después en el 2019. Esto quizá te pueda sonar similar. Las comparaciones a Stranger Things serían inevitables en un principio, con tan solo un año de diferencia en los lanzamientos de estas. Desaparición de un niño. Situada, Dark solo en parte, en los 80s. Una planta de energía que guarda secretos. Pero mientras Stranger Things nos trata de aligerar la carga con un colorido y nostálgico espectáculo de la década de los 80s, Dark decide dejar eso a un lado. La década de la que pareciera que la industria de la televisión está enamorada, no es un recurso visual de recuerdos en este caso, sino que es una manera de conectar los puntos, y a las cuatro familias.

Un pequeño paréntesis sobre los cambios de época y ver algunos de los personajes en diferentes edades. Un aplauso al sorprendente y admirable trabajo del equipo de casting. Las similitudes, tanto en apariencia como expresiones, entre los actores es de reconocer. Uno pensaría que grabaron esta serie en los respectivos años donde ocurre la historia.

Dark no es Stranger Things. No cuenta con los adorables y carismáticos personajes que nos enamoran desde el primer capítulo de la serie. Es una telaraña de acontecimientos, conectados por dos épocas distintas, y muchos, MUCHOS personajes. Este es uno de los principales retos de esta producción, si el idioma te hace entrar con miedo, dar seguimiento a cada uno de los personajes te hará dudar de seguir con esto, pero Dark recompensa la paciencia. Puede resultar difícil conectar con los personajes en esta primera temporada, ya que los creadores no se enfocan en que te enamores de ellos; incluso te puede llegar hasta deprimir la sombría caracterización de la mayoría de ellos.

Esto es algo que suena como crítica al guion, pero los escritores no buscan enamorarte con sus personajes en esta primera parte. No quieren que escojas a tu favorito y te compres su figura Funko Pop. Ellos buscan situarte en los ojos de las cuatro familias, que te sientas triste y perdido como ellos, pero más importante, que seas paciente y vayan descubriendo juntos cada uno de los secretos de Winden. El premio a la paciencia te lo irán entregando poco a poco do Obar y Friese y eso es lo que te mantendrá pegado a la pantalla.

Si estás leyendo esto, quizá es porque no has visto ni un capítulo de esta serie. Existe una posibilidad de que leer tantos nombres te haga pensar dos veces en empezar. La realidad es que Dark es una de las mejores historias que la televisión nos ha entregado en el género de la ciencia ficción y el misterio. Es una primera temporada que te va a dejar con más preguntas que respuestas, pero cada respuesta es una recompensa que te hace quedarte un rato más en la tele para desenvolver la trama. Esta no es tu serie de ver mientras usas tu celular, porque en un abrir y cerrar de ojos se te puede escapar uno de los muchos hilos que forman esta compleja telaraña. Pon atención, que si bien el viaje no es fácil y fluido, cada parada te dejará con ganas de más.