• Josu Cantu

Reseña Cobra Kai: Temporada 2

Villanos que amamos odiar.


La primera temporada de Cobra Kai no debió haber funcionado por muchas razones. Se pudo haber sentido como un intento pobre de vender nostalgia. Los actores pudieron haberse visto distanciados de sus personajes. O quizá el karate ya no es un deporte que venda como lo era en tiempos de Karate Kid. Pero ante todo esto, fue una sorpresa agradable, con personajes (nuevos y viejos) bien escritos y con un toque justo de nostalgia para atraer audiencia de todas las edades. ¿Pero cuanto podría durar este encanto? Si bien esta segunda temporada no es igual de buena, Cobra Kai mantiene su ritmo y nos deja con ganas de más.


La serie continua justo después del final de la primera temporada. Miguel y Cobra Kai son campeones del torneo All Valley, mientras que Robby se une a Daniel para continuar siendo entrenado bajo las enseñanzas del Miyagi-Do. Pero el verano que se aproxima para los personajes no será como lo esperan, después de la aparición del ex sensei de Johnny, John Kreese.


Cobra Kai continúa siendo una serie enfocada en dos Dojos, liderados por Johnny y por Daniel. Algo que tenía la primera temporada era que no había un villano o un héroe definido. Está claro que la mayor parte de la historia la vemos desde la perspectiva de Johnny, y es a quien los escritores quieren que apoyemos en su arco de redención, pero esto no convierte a Daniel en un villano. Es una serie de elegir lados. Puedes creer en las formas más agresivas de Cobra Kai, o en el enfoque de defensa personal de Miyagi-Do.


Y es por esto por lo que la llegada de John Kreese (Martin Kove) es más que un simple fan service de uno de los clásicos personajes de la saga. Kreese funciona en primer instante para frenar el desarrollo del personaje de Johnny, pero también nos entrega un villano con el que el espectador no va a estar de acuerdo. La introducción de este personaje nos da a alguien a quién odiar. Kove es una gran adición a este grupo de personajes recurrentes, pues no solo es un villano que es malvado por naturaleza. El cree que sus formas son las correctas, y que en realidad le está haciendo un bien a Johnny y a sus estudiantes. Es ese antagonista al que amas odiar, y sin duda tiene de las mejores escenas de esta temporada.


Pero no todo es bueno con la llegada de Kreese, pues si bien es muy interesante poder ver el choque entre Johnny y su antiguo Sensei, esto le termina quitando reflectores a su amistad con su primer alumno. Uno de los mejores aspectos de la primera temporada era ver esta interacción entre Miguel, un adolescente intentando sobrevivir en su nueva escuela, y Johnny, un adulto atrapado en el pasado en más aspectos de lo que uno creería posible. Miguel termina quedando un poco como un personaje secundario en esta segunda entrega.


Lo poco que podemos ver de Miguel es a con la llegada de otro nuevo personaje, Tory. Una joven rebelde que tiene entrenamiento previo de artes marciales. Tory se une a Cobra Kai e instantáneamente se encuentre con el resto de los alumnos, formando amistades con Miguel, Aisha y el resto. Por otro lado, Sam sigue sin poder perdonar a Miguel, y al decidir volver a entrenar karate, desarrolla una nueva relación con su compañero de dojo Robby. La amistad que va creciendo entre los dos es uno de los enfoques de la serie y una gran manera de mostrarnos cómo enseñan karate en Miyagi-Do.


Otra cosa que creo que termina afectando a esta temporada es la ausencia de las escenas en la escuela. Todos los episodios son durante un verano, y si bien se puede entender que nos quieran mostrar cómo es la vida de los chicos fuera de sus horas escolares, me parece que pudo haberse reducido a solo algunos episodios en verano. Verlos interactuar en un contexto de menos libertad, como lo es una escuela, me parece que les daba características interesantes a los alumnos de ambos dojos. Sin embargo, termina siendo un detalle que se puede sobrellevar y no es algo que le haga daño en sí a la temporada.


La segunda temporada de Cobra Kai logra mantener su ritmo, e introduce a personajes que agrega otra dimensión antagónica a la serie. John Kreese es un villano que añade mucho valor a sus escenas y le da un conflicto interno a Johnny el cual nos da para un personaje más profundo en esta ocasión. Si bien seguimos con la oportunidad de elegir si preferimos a Cobra Kai o Miyagi-Do, ya tenemos nuevos personajes a los que podemos odiar con gusto.